LOS FRAUDES LOGÍSTICOS

A continuación os dejo la información relativa a la presentación sobre timos y fraudes en la logística que realizamos Santiago Texidor y yo el último día de clase.

El estudio 2014 Global Economic Crime Survey afirma que el 39% de los encuestados habían sufrido concretamente fraudes de índole lógistica. Además, probablemente este porcentaje sea mayor, pues las empresas evitan denunciar debido al impacto que ésto puede tener sobre la reputación de la empresa.

Las consecuencias que conllevan este tipo de fraudes son la pérdida de confianza en los operadores logísticos, la inseguridad que supone tanto para el empresario como para el cliente, enormes pérdidas económicas, etc.

Los dos tipos de fraudes logísticos más comunes son:

a) El robo de carga

En estos casos, el fraude tiene lugar durante el transporte de la mercancía. Los productos más robados son: los farmacéuticos, electrónica de consumo, ropa y alimentos.

Existe un informe sobre los robos durante el tercer trimestre del 2014 en los Estados Unidos que menciona algunos aspectos interesantes sobre los robos de carga:

    • Durante el tercer trimestre del 2014 se denunciaron 214 robos de carga.

    • El robo de carga más costoso fue un robo de procesadores por valor de 15 millones de dólares.

    • Los robos de carga disminuyen los viernes un 54%.

    • El medio de transporte que más robos de carga sufre es el camión.

crgo-theft-610x400

b) El fraude del “anticipo de combustible”

Este crimen es más difícil de perseguir, pues el defraudador adopta dos roles. Por un lado se hace pasar por transportista, y acepta el pedido de una empresa. A continuación, finge ser un operador logístico de dicha empresa y consigue engañar a un transportista legítimo para que entregue la mercancía en destino. Una vez el defraudador recibe el Conocimiento de Embarque del trasnportista, lo redirige por fax a la empresa, solicitando un anticipo por el valor del combustible, alegando que no tiene dinero para pagar la gasolina. En cuanto obtiene el dinero, el defraudador desaparece, obteniendo con cada operación entre 500 y 2000 euros. Además, es común que el defraudador repita la estafa varias veces, usando nombres, documentos y números de teléfono distintos.

cargo-theft

Indicios de fraudes

  • Tarifas demasiado altas o demasiado bajas.

  • Horarios sospechosos.

  • Números de teléfono desconocidos.

  • Correos y pedidos con numerosas faltas de ortografía.

  • Pedidos de grandes cantidades, que requieren envíos de largas distancias para productos comunes o a través de compañías de transporte desconocidas.

  • Cuentas de correo de dominio público: Gmail, Yahoo, AOL, etc.

  • Pedidos por email con horas de envío que no se corresponden con la región de donde dicen provenir.

Recomendaciones

    • Si algo es demasiado bueno para ser cierto… ¡Probablemente no lo sea!

    • Especial atención ante países de procedencia sospechosa

    • Investigue antes de proceder: compruebe documentos, datos facilitados, empresas desconocidas, solicite referencias comerciales, etc.

    • Consulte a los técnicos de la entidad bancaria con la que trabaja.

– Simón Nevado Álvarez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s