Nueva generación de etiquetas 3.0

Packaging activo, packaging inteligente y etiquetas inteligentes, son tres conceptos que engloban la evolución de los envases y empaques.

Estamos ante una nueva generación de packaging que ofrece una información más completa y fiable para el consumidor que adquiere productos envasados. Asistimos a la evolución del packaging como mero contenedor de alimentos, a una nueva etapa gracias a los nuevos avances que la tecnología, la ciencia, la investigación y la ingeniería química ponen a disposición del mundo de la alimentación, especialmente en el caso de los perecederos.

Estos sistemas van más allá de las exigencias legales como la fecha de caducidad y loteado, facilitan indicadores precisos sobre la frescura del contenido, posible contaminación, rotura de la cadena de frío o la temperatura ideal para su consumo, como el caso Cold Active Bottle de Coors Light que demuestra con una tinta termocrómica cuando la cerveza está recomendablemente fría.

Nueva generación de etiquetas 3.0

Otros casos destacables son: Dars Morinaga, chocolate que presenta un “temperature sticker” que indica claramente al consumidor cuando el producto tiene la temperatura óptima para su consumo (debajo de los 25º);

Toro, marca de platos preparados microondables en Noruega que emite un sonido cuando el producto está listo para su consumo;

Maggi, en sus salsas listas para consumir, con un indicador de fecha de consumo preferente, muestra cuánto tiempo el producto ha estado abierto o en uso. La etiqueta elimina las conjeturas de cuánto tiempo de vida útil le queda a un alimento, después de utilizarlo por primera vez, aunque lo hayamos refrigerado.

El smart packaging representa sin duda pasos agigantados para el mercado global de la alimentación. Es una realidad aunque aún todavía queda mucho por recorrer

intelligent-packaging-concepts
En España, específicamente en la Universidad de Granada, un equipo de científicos ha diseñado un nuevo material –una tela– que está formado por nanofibras poliméricas –plásticas– y magnéticas que facilitan el control simultáneo del pH y la cantidad de oxígeno presente en medios acuosos. Este material permitirá fabricar etiquetas inteligentes para los alimentos envasados, que podrían leerse con la cámara de un teléfono móvil e indicar al consumidor la calidad del almacenamiento, si se ha roto el envase o se ha deteriorado.

packaging inteligente 02

MarketsandMarkets, empresa de investigación en Estados Unidos, pronostica que  las ventas mundiales de envases inteligentes en el periodo 2010 a 2015 aumentará un 8.2% a unos 24 mil millones de dólares.

Los analistas creen que, junto a las etiquetas de color, progresará también el uso de la técnica de frecuencias de radio (RFID). Los microchips integrados en los envases captan, por medio de censores, información sobre el estado de un producto como la humedad o temperatura y emiten una alarma en caso se superarse o descenderse de los valores umbral programados.

intelligent packaging 03
Los productos ya nos empiezan a hablar en los lineales con esta nueva generación de etiquetas, los códigos QR o blippar, y en breve conseguirán  recomendarnos ciertos tipos de alimentos según nuestro estado anímico o necesidades alimenticias con sólo pulsar un botón; aunque hoy nos parezca ciencia ficción.

Anuncios