DRONES, ¿MARKETING O FUTURO?

¿Qué es un dron?

Un dron por definición es un vehículo aéreo no tripulado, y éstos básicamente tienen tres usos, a nivel de ocio, comercial y militar, por la parte del ocio son juguetes para niños grandes, vienen a sustituir a lo que hace 10 años eran coches teledirigidos.

Las aplicaciones son casi infinitas, hasta descubrir los límites queda mucho terreno por explorar, un dron es capaz de regar y fumigar multitud de hectáreas, mientras que también puede medir las condiciones climáticas como temperatura, humedad etc. Por otra parte tienen uso militar estratégico, son perfectos espías e implacables soldados, su precisión es muy alta y su coste en vidas humanas es 0 lo que los hace perfectas armas de guerra. Y aunque por una parte pueden quitar vidas, por otra pueden salvarlas, podrían hacer las veces de vigilantes de la playa llegando mucho más rápido al objetivo. También hay que tener en cuenta, que en el futuro tendrán aplicaciones con las que a día de hoy solamente podemos soñar, ya existen drones que en combinación con impresoras 3D imprimen estructuras que serían imposibles de otra manera, imagínate está tecnología a la hora de construir casas low cost en cualquier lugar por ejemplo. Y en último punto, el que nos atañe a nosotros que es la distribución al por menor, se acabaron las esperas, los errores de reparto, la contaminación, ¿estamos ante el futuro?

Competidores

Eso parece, en los últimos 15 años han aparecido colosos de la distribución como son Amazon, Alibaba y Rakkuten, empresas que ya en su gestación tenían vocación multinacional, empresas que basan su modelo de negocio en el uso y abuso y de las nuevas tecnologías, y con una peculiaridad, no producen, son distribuidoras e intermediarias (comisionistas en concreto), cogen un producto, un propietario y se lo venden a un tercero preocupándose de la entrega, dándole ciertas garantías en determinados casos, a cambio de una comisión.

Estas empresas tienen un fuerte potencial a medio plazo con este modelo de negocio, pero en el largo tenderán a la diversificación colonizando nuevos campos como ya están empezando a hacer (productos financieros, de telefonía móvil, etc)

 

Cómo funciona Amazon

El funcionamiento básicamente se resume en los siguientes pasos:

  1. Introduces tu producto en la base de datos/inventario de Amazon
  2. Esto permite al usuario ver el producto y compararlo con otros similares
  3. El usuario toma la decisión de compra y facilita sus datos de pago
  4. Amazon gestiona el envío
  5. Amazon realiza un ingreso en tu cuenta

 

Potencial de los drones

La primera idea que se nos viene a la cabeza cuando hablamos de drones es la posibilidad de disponer de algo minutos después de haberlo comprado por internet. Esto se encuentra en la línea de los planes recientes de Amazon, cuyo Director Ejecutivo, Jeff Bezos, espera que la idea despegue en los próximos 4 o 5 años.

Los usuarios de Amazon responden a un perfil de usuario generalmente fiel, al que sin embargo le gusta esperar poco por sus compras. Es en este sentido que Amazon busca presionar los canales logísticos tradicionales para poder satisfacer a sus consumidores de la mejor y más rápidas de las formas posibles.

En definitiva, el uso de drones permitiría una reducción en los tiempos, eliminando sobre todo cualquier incidencia relacionada con el tráfico. Obviamente, también implica una reducción en los costes y en contaminación.

Situación Actual

A pesar de lo dicho, los planes de Amazon no encajan con el escepticismo de la industria y sobre todo, con la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos, la cual presentó una serie de normas que deberán ser respetadas por los drones de la compañía.

Estas normas se corresponden con:

  • Un peso máximo de 25 kilos
  • Solo podrán volar de día
  • Volar a una altura máxima de 152 metros
  • Controlados por personas. Punto importante

 

Dron Autonomo vs Dron Control remoto

Precisamente una de las ventajas que implicaría el eventual uso de los drones es su bajo coste únicamente si estos son autónomos. De ser controlados por personas, los costes se disparan y pueden llegar a resultar más caros.

No obstante, las normas establecidas por la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos, como su propio nombre indica, afectan a Estados Unidos. Por lo tanto, siguen abiertas las puertas al posible uso de drones en países donde cuente con el correspondiente apoyo legal, como por ejemplo Reino Unido o Australia.

Por último, por todos es sabido que el homólogo de Amazon en China es Alibaba, y esta afecta también al propio uso de drones. A principios de febrero, Alibaba ha anunciado que ha comenzado a realizar pruebas con drones en Beijing, Shanghai and Guangzhou.

La pregunta sería:

¿Terminarán prevaleciendo las leyes o cederán estas ante la carrera por el control del comercio electrónico?

amazon-drone

Cuando los sueños de un niño son la realidad del adulto

Retroceder en el tiempo, teletransportarse, volar… Sueños de chiquillos, de una mente creativa, libre y soñadora. A medida que crecemos vamos dejando de lado esos sueños y nos acostumbramos a los patrones con los que hemos sido educados, a “la realidad”, el “think out of the box” es algo que parece tan sencillo pero a la vez es tan complejo. Pues bien, un equipo de científicos alemanes del instituto Hasso Plattner nos ha sorprendido con “Scotty” que es básicamente una impresora 3D que recibe los datos de otro objeto en la distancia y lo replica. Pero de momento esta tecnología tiene muchas brechas como por ejemplo el hecho de que destruye el objeto original. A grandes rasgos este sería su funcionamiento:

Scotty

Todavía le queda mucho camino por recorrer, y hasta que se implemente la posibilidad de que esto se aplique a seres vivos pasará mucho tiempo. Pero resulta agradable poder ser adultos y conservar la esperanza de los sueños pre-adolescentes.

¿Os imagináis esta tecnología perfeccionada y aplicada a gran escala? Lo mejor está por venir.

Pablo Sobrino

Cuando el crecimiento se corrompe

En un mundo tan globalizado como en el que vivimos, uno de los grandes problemas es a su vez una de las grandes oportunidades: los nuevos mercados. Un mercado nuevo trae consigo una horda de compradores potenciales, pero a la vez nuevas normas, nuevas leyes, nuevas formas de llevar a cabo los procesos, en definitiva, adaptarse o morir.

Adaptarse implica tomar decisiones, no sólo económicas, también éticas. En este sentido, el benchmarking es una práctica basada en coger un producto ya existente y mejorarlo, pero la pregunta es: ¿Dónde termina el benchmarking y donde comienza el plagio?, esto mismo es lo que al parecer no han sabido o no han querido diferenciar los directivos de Alibaba, la empresa que ha protagonizado la mayor salida a bolsa de la historia. (Fuente: http://www.eleconomista.es )

Su cabeza visible y el artífice de este monstruo de las ventas online, es D. Jack Ma, un ambicioso empresario con las ideas muy claras, una buena intuición y gran visión de futuro sin perder de vista el presente. Hasta hace unos días este hombre era el más rico de China, puesto que ha cedido momentáneamente tras el desplome de las acciones de su empresa (un 9%) debido a un escándalo sobre las prácticas “cuestionables” que está llevando a cabo Alibaba. Entre ellas encontramos falsificaciones, suplantación de identidades online para modificar perfiles de vendedores, cierta intimidación hacia sus competidores, etc.

Es posible que estas prácticas sean el precio a pagar cuando la empresa que montaste hace un tiempo, ha crecido fuera de control, y a día de hoy es un monstruo con capacidad suficiente para evolucionar hacia nuevos límites. Lo innegable es que si montar una empresa es una tarea compleja, hacerla crecer indefinidamente por el sendero de las buenas prácticas y acorde a la moral humana es algo digno de solamente unos pocos elegidos.

Pablo Sobrino